Dormir mal y dormir poco: Factores que deterioran tu salud cardiovascular.

Dormir mal y dormir poco: Factores que deterioran tu salud cardiovascular.

 

Sabemos que existen cosas muy específicas que son vitales para el ser humano, el oxígeno, el agua, la comida y el sueño. Aunque las primeras 3 necesidades nos resulten obvias, tendemos a  restarle importancia al descanso, cuando la verdad es que nuestro cuerpo al realizar a lo largo del día diversas actividades, se desgasta, utiliza energía con la finalidad de que nuestros órganos lleven a cabos sus funciones de manera adecuada y esta energía debe ser repuesta.

Es por eso que  el sueño es una necesidad biológica  de nuestro cuerpo que ayuda a restaurarlo, le permite a nuestro organismo prepararse para enfrentar  el día siguiente y dormir mal puede provocarnos enfermedades, volvernos propensos a infecciones, al envejecimiento prematuro y afectar nuestro sistema cardiovascular.

 

¿Cómo afecta el insomnio al sistema cardiovascular?

 

Una vez comprendida la importancia del sueño, debemos saber que no es suficiente dormir, sino que es necesario dormir la cantidad adecuada. Las horas indicadas dependen de la edad de cada persona, en el caso de los adultos se estima que lo correcto es dormir entre 6 y 8 horas diarias.

 Si no respetamos nuestros horarios para dormir y dormimos menos de 6 horas por noche podríamos “aumentar las posibilidades de sufrir de un ataque cardiaco, accidente cerebrovascular o insuficiencia cardiaca” (Nazario,2012)

 Esto se debe a que nuestro organismo se va deteriorando, se liberan hormonas que fomentan el estrés, se aumenta la presión arterial, provoca una mayor incidencia de sobrepeso, niveles elevados de colesterol y triglicéridos y si esto sucede de manera recurrente provoca consecuencias severas al corazón.

 “La calidad del sueño disminuye el riesgo de morir por enfermedades cardiovasculares” 

Dormir sin descansar no es suficiente, es necesario mantener una rutina adecuada que propicie un sueño reparador, esto “ayuda a disminuir la presión arterial, ya que mientras dormimos se produce una relajación muscular que también afecta a las arterias” (Fundación Española del Corazón,2019).

Por lo tanto, para lograr un sueño sin interrupciones puedes tomar en cuenta diferentes factores:

Rutina diaria: Fijar una hora específica para ir a dormir, le permitirá a tu cuerpo acostumbrarse y mantener ciclos constantes.

Actividad física: Aunque hacer ejercicio nos ayuda a disminuir el estrés y nos permite relajarnos, es necesario evitar la actividad física intensa por la noche pues eleva nuestra temperatura corporal, nos mantiene alertas y nos genera problemas al momento de conciliar el sueño.

Dieta adecuada: Ingerir en la cena alimentos ligeros, libres de grasa es lo más recomendable.

 Si atendemos todos estos factores podremos tener un sueño profundo, “reduciendo hasta en un 65% el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares”  y “el riesgo de morir  por enfermedades cardiovasculares baja un 83%” (Fundación Española del Corazón, 2019)

 Contar con la tecnología adecuada para tu cuerpo puede generar un impacto positivo en tu salud, teniendo en cuenta que el insomnio eleva tu presión arterial, puedes optar por escoger un colchón que contrarreste estos efectos.

 Existen colchones de “Látex” una tecnología desarrollada por la marca Colchones América, es un sistema hipoalergénico de descanso que ayuda a mejorar la circulación sanguínea durante la noche, proporcionando una gran sensación de confort, además esta tecnología evita deformaciones al colchón extendiendo su vida útil y asegurandote el mejor descanso.

 

 

¡Te has suscripto satisfactoriamente!
Este correo electrónico ha sido registrado
Newsletter